arquitecturas.MINIMAS

sobre la experiencia del espacio

Gottfried Semper

La teoría sobre G. Semper dará el marco conceptual en el cual nos basaremos para el desarrollo de los talleres de apreciación y enseñanza de arquitectura.

Os dejo aquí la cita de nuestro libro fundamental: la primera antología en español que recoge los escritos esenciales que representan el pensamiento de G. Semper, dirigida por Antonio Armesto y traducida del alemán por Manuel García Roig. Siendo la obra de G. Semper inacabada, esta compilación, da una visión de lo podría haber sido su teoría completa de la arquitectura.

Escritos fundamentales de Gottfried Semper. El fuego y su protección. Gottfried Semper (1803-1879). Editor y autor del prólogo: Antonio Armesto. FQ, arquia/temas 37 – 2014

Resumen del editor:

Esta antología, que recoge los escritos fundamentales de Gottfried Semper (1803-1879), podría haberse titulado, escuetamente, El fuego y su protección, porque el primer miembro de la frase es una sinécdoque del hogar [Der Herd], esto es, del lugar donde arde y se conserva el fuego doméstico, mientras que el segundo alude a los tres elementos que propician esa conservación y, por tanto, configuran aquel lugar. Y son tres porque estas son las dimensiones del espacio de la experiencia, de donde proceden «los enemigos del fuego». Según Semper, estos elementos son límites que se confeccionan a partir de lo que la naturaleza ofrece, gracias a las artes técnicas, que son destrezas humanas, es decir, conjuntos o sistemas de operaciones formales, oficios.

Tanto el fuego como los elementos delimitadores son formas básicas, originarias, motivos primordiales que juntos constituyen Los cuatro elementos de la arquitectura [Die vier Elemente der Baukunst]. Aparecen primero como formas necesarias, objetivas, lo que para la arquitectura equivale a decir útiles, y luego se convierten en símbolos. Pero, mientras los elementos básicos son siempre los mismos, no sucede así con su apariencia y sus combinaciones, que cambian en el curso del tiempo y en virtud de las circunstancias, apareciendo así los diversos estilos, el estilo [Der Stil].

Reseña del libro en upcommons

 

El estilo, traducción completa de los dos volúmenes:

Anteriormente, en 2013, se publica la primera traducción completa al español de los dos tomos de Der Stil in den technischen und tektonischen Künsten, oder, Praktische Aesthetik, “El estilo en las artes técnicas y tectónicas o Estética práctica”, editado y traducido por Juan Ignacio Azpiazu. Este interesante trabajo se presenta junto a referencias, ilustraciones y textos complementarios. Es “El estilo” una publicación fundamental en tanto que supone la totalidad de dicha obra; sin exponer en sí misma el pensamiento íntegro de G. Semper como la antología descrita primeramente es de gran importancia para comprender dicha teoría.

Anuncios

Responsabilidad social del diseñador

El diseñador como productor. Reflexiones en torno a la idea de responsabilidad social en el diseño contemporáneo. Ernesto Ramón Rispoli. En: OBRA DIGITAL – ISSN 2014-5039. Núm 9 – Septiembre 2015

Resumen del autor:

Este texto se propone reflexionar sobre el amplio abanico de alternativas “responsables” florecidas en el ámbito de la cultura del diseño, a partir de los años Sesenta, en contra el modelo tecnicista y mercantilista dominante en la práctica profesional. La relectura de estas perspectivas a la luz de la idea de autor como productor de Walter Benjamin permite evidenciar los principios fundamentales que constituyen el terreno compartido de los diseñadores responsables contemporáneos: trabajadores intelectuales a la vez que materiales, capaces de considerar todas las implicaciones éticas, sociales, políticas y culturales de su actividad.

Palabras clave: Productor, Benjamin, Responsabilidad social, Diseñador como intelectual, Activismo, Capacitación

Notas tomadas del texto:

Responsabilidad social (y ecológica, contra la economía de libre mercado y globalizado):

  • El diseñador como trabajador intelectual-crítico responsable (productor benjaminiano), no como simple profesional de la mercadotecnia;
  • ¿El diseño abierto es crítico? ¿el diseño crítico es abierto? (Open Design Shared Creativity de Barcelona);
  • Plantearse preguntas antes de dar posibles respuestas, reflexionar en torno a las implicaciones de su trabajo y a “su posición en el proceso de producción” (Benjamin, 1934);
  • “La clave es plantear preguntas, porque las respuestas darán lugar a decisiones responsables” (Heller, 2003:12);
  • El “vínculo entre nuestras elecciones como diseñadores y el tipo de cultura al que deseamos contribuir” (Howard, 1994);
  • En la “asunción de responsabilidades civiles y culturales que en este momento son ajenas a las prácticas profesionales consolidadas” [se encuentra] el factor determinante para definir “la calidad cultural -y no sólo profesional y comercial- del diseño” (Branzi, 2010);
  • [El diseñador] no trata sólo de ofrecer soluciones “científicamente” adecuadas a problemas preestablecidos sino de tomar parte activa en la definición y en la formulación de los propios problemas, razonando como individuos y como ciudadanos en vez de como simples profesionales (MacCoy, 1993).

Tarea pedagógica (rol de facilitador-mediador del diseñador):

  • “La mejor tendencia es falsa si no indica la posición a partir de la cual es posible seguirla” y por eso es imprescindible una actitud “capaz de orientar e instruir” (Benjamin, 1934);
  • Enabling: Papanek (1971) explicita la idea según la que –parafraseando siempre a Benjamin- un diseñador que no enseña nada a los diseñadores, no enseña a nadie;
  • Open design (diseño abierto): enfoque participativo, rechaza radicalmente la división entre diseñador y usuario, insiste en la socialización de sus medios de producción;
  • Diseño para la innovación social (Manzini, 2014): la verdadera “sostenibilidad” es el resultado de un proceso complejo de transformación social y cultural – impulsado a la vez por una nueva conciencia individual y por nuevos modelos de comportamiento y de organización social- (Sustainable Everyday);
  • Anthony Dunne y Fiona Raby, movidos mas en el universo de lo posible que de lo real, se colocan en escenarios imaginarios desafiando con objetos/dispositivos a “reacción crítica” para promover la reflexión sobre implicaciones éticas, sociales y políticas de las nuevas tecnologías; riesgo de quedar en ambientes cultos del diseño;
  • Design thinking (redefinición conceptual parecida a la de Papanek): de disciplina técnica pasa a ser metodología, útil para abordar de manera proactiva y creativa un abanico potencialmente ilimitado de problemas (Tim Brown y la empresa IDEO y su manual Human Centered Design Toolkit);
  • Incluso el diseño especulativo tiene un claro objetivo pedagógico: el de enseñar a pensar de manera crítica;
  • Socializar las herramientas intelectuales y operativas del trabajo del diseñador (responsabilidad);
  • En los procesos “caóticos” de ideación colectiva e interdisciplinar, en el “pensamiento divergente” y en la reflexión abierta [están] las vías verdaderas hacia la innovación, en el sentido más amplio del término (Brown, 2009).

“Ejercicio intelectual-crítico y vocación pedagógica constituyen los dos pilares fundamentales de estas visiones ‘contra-hegemónicas’ que se oponen al diseño como simple styling. El diseñador como productor es antes de todo un intelectual, que toma conciencia de las dimensiones éticas, sociales y políticas de sus visiones de futuro para luego materializarlas. A la vez, se esfuerza para que los demás puedan participar de manera igualmente consciente en la elaboración conceptual y material de tales visiones. Las diferencias –de carácter principalmente metodológico y técnico- entre las varias perspectivas ilustradas no cuestionan estos fundamentos, puntos de partida para un diseñador que, en lugar de limitarse a la estetización del mundo, trata de contribuir a mejorarlo.” (Rispoli, 2015)

Lecturas

En el proceso de definición del proyecto, tanto desde el punto de vista formal como de contenido, el elemento básico y fundamental es la lectura. Por ello, paso días leyendo y definiendo los fundamentos de este proyecto. En cuanto a los textos que denomino como lectura formal se encuentran aquellos que colaboran a dar sustento a este proyecto de enseñanza. Y los correspondientes a la denominada lectura contenido son a través de los cuales defino los conceptos a desarrollar en los talleres. Un tercer elemento importante de estudio es el conjunto de obras de arquitectura que servirán de referencia, a las que denominaré, simplemente: obras.